IMAGINA

CREA

EXPRESA

PIENSA



¡The show must go on!


La Escuela de Teatro Broadway jr ofrece Clases de Teatro para estudiantes de 5 a 17 años. Nuestros profesores son artistas y educadores profesionales con una dilatada experiencia. En Broadway jr nos esforzamos para desbloquear la creatividad y la confianza en cada alumno a través del teatro musical como medio educativo y de diversión. En nuestras clases los estudiantes aprenden nuevas habilidades, conocen nuevos amigos y pasan un buen rato.


Teatro: Educación y Diversión

 El teatro...

es una de las actividades más completas que podemos ofrecer a nuestros hijos.

Para hacer teatro no es necesario que el niño sea un artista y tenga una cualidad innata. 

Bastará con que quiera divertirse, inventar e interpretar historias y hacer amigos.

 

 

El teatro...

- Refuerza las tareas académicas y actualiza al niño en materias como el lenguaje, el arte y la historia.

- Desarrolla la expresión verbal, favoreciendo la comunicación del niño (dicción, fluidez, claridad, vocabulario….) y mejorando su concentración y su atención.

- Estimula la creatividad y la imaginación y fomenta el uso de los sentidos.

- Transmite e inculca valores: igualdad, respeto, colaboración, responsabilidad, compromiso, tolerancia…

- Motiva el ejercicio del pensamiento y la reflexión. Los niños aprenden a conectarse con sus emociones y a reflexionar sobre ellas al tenerse que poner en el lugar del personaje que representan, llegando a comprender diferentes maneras de ver el mundo en el que viven.

- Ayuda a desarrollar la expresión corporal, facilitando que el niño tome conciencia de su cuerpo y de la expresión de sentimientos y sensaciones a través de este.

- Permite a los niños sentirse más seguros, ayudándoles a desinhibirse y a ganar confianza en sí mismos.

- Ayuda en la socialización de los niños a través del trabajo en equipo.

- Ayuda a entender y valorar la constancia en el trabajo, aquí la meta no es inmediata sino que uno ha de trabajar durante un tiempo para conseguir el objetivo.

 

La mejor edad para que los niños empiecen a acudir a clases de teatro es a partir de los cuatro años de edad. A esta edad, el niño entiende lo que se le sugiere, y su poder de memoria es alto. Los niños absorben todo lo que escuchan.

 


La opinión de las familias

“Espero que podáis seguir desarrollando esta encomiable labor muchos, muchísimos años más.”

 

“¡¡¡Gracias por iluminar y mantener la sonrisa y la ilusión de nuestros hijos!!!”

 

“Mi hija podría prescindir de cualquier otra cosa pero de esta dice que no.”

 

“MUCHAS GRACIAS POR VUESTRA INCREÍBLE DEDICACIÓN, por el estrujamiento de cerebro, el cuidado y el empeño, que luego se traducen en alegría y belleza sobre el escenario. Gracias por la paciencia, el humor y el cariño que ponéis en el trabajo con nuestros hijos."

 

“Gracias por vuestro buen hacer y sobre todo por contribuir a que nuestros hijos crezcan felices con la magia del teatro.”

 

“Gracias por el buen trabajo que venís desarrollando con los niños, haciendo que vayan creciendo cada año y sacando lo mejor de cada uno de ellos.”

 


Nuestros Objetivos

 Adquirir conciencia de los gestos humanos codificados y ser capaz de producirlos con intención comunicativa.

 

Lograr una progresiva aptitud para la adopción de posturas corporales adaptadas a un patrón social común, que sea comprensible a los demás.

 

Desarrollar la expresión corporal como medio de comunicación no verbal en las representaciones dramáticas.

 

Interpretar vivencias representadas mímicamente.

 

Expresar por medio del lenguaje corporal, sucesos o experiencias vividos o imaginados, ante espectadores.

 

Adquirir conciencia de la expresividad de la emisión oral, lingüística y no codificada.

 

Imitar formas de hablar de personajes, aislados o en situaciones diversas.

 

Conocer y modular las distintas características de la voz: intensidad, duración y altura.

 

Lograr coordinar los movimientos del cuerpo a un ritmo externo dado.

 

Adaptar el propio movimiento a una melodía, y manifestar mediante movimientos libres, las vivencias musicales derivadas de la audición de canciones, melodías o composiciones orquestales.

 

Observar y representar situaciones escenificables de la vida real.

 

Improvisar juegos dramáticos a partir de un objeto, palabra, movimiento, ilustración, o narración de un hechos real, posible o fantástico.

 

Conseguir crear y mantener relatos expresándose con una elocución adecuada.

 

Expresar corporalmente un texto o narración.

 

Lograr una progresiva aptitud para la expresión de ideas, sentimientos y deseos.

 

Desarrollar  una entonación y declamación individual o grupal con intencionalidad comunicativa.

 

Iniciarse en el control básico de la voz con una entonación y declamación adecuadas.

 

Lograr coordinar la expresión musical y corporal, iniciando la danza.

 

Ser capaz de expresarse plásticamente mediante el uso de las distintas técnicas y recursos para la representación dramática.

 

Caracterizar un personaje.

 

Ser capaz de dar forma dramática a sucesos o actividades que no la poseen.

 

Distinguir las sucesivas secuencias temporales en las que se ordena una escenificación.

 

Representar escenas sencillas coordinando los distintos recursos expresivos humanos.

 

Ejercitar la creatividad y la expresión mediante los elementos básicos del drama: personajes, conflicto, espacio, tiempo, argumento y tema reconocer las posibilidades gestuales del propio cuerpo , con intención comunicativa.

 

Comprender  y distinguir la intención expresiva y comunicativa de los demás.

 

Conseguir  una caracterización del propio cuerpo aplicando técnicas plásticas dramáticas.

 

Interpretar y expresar , por medio de la caracterización plástica, sucesos y experiencias.

 

Iniciarse en el empleo de los elementos básicos para la escenificación.

 

Conocer y manipular los efectos plásticos escenográficos: luz, color y forma.

 

Crear elementos y espacios escénicos a partir de elementos sencillos.

 

Dar forma dramática a distintas situaciones o actividades de la vida real.

 

Crear personajes escenificables a partir de observaciones.

 

Desarrollar la imaginación y la capacidad de selección en el montaje de sencillas escenas.

 

Transformar objetos del entorno en elementos escenográficos.

 

Transformar espacios reales en espacios dramáticos.

 

Improvisar y adaptar escenas observadas en función de un tema propuesto.

 

Planificar y analizar la representación de escenas por medio de elección de personajes y acciones.

 

Seleccionar distintos personajes con posibilidades de expresión dramática.

 

Caracterizar personajes dramáticos con apoyos realistas y fantásticos.

 

Representar un personaje elegido coordinando las distintas formas expresivas.

 

Proponer conflictos imaginados de forma comprensible a los demás.

 

Representar conflictos plasmándolos en sus tres fases: plantemiento, nudo y desenlace.

 

Preparar y representar argumentos externos.

 

Representar  texto de autor.

 

Identificar y emplear , en el transcurso del juego dramático, apoyos realistas, fantásticos y la caracterización de personajes.

 

Disfrutar de la expresión plástica, corporal y musical, valorándolas como importantes medios de comunicación y expresión.

 

Utilizar las nuevas tecnologías para la realización de proyectos.

 

Apoyo, con la consecución de los objetivos de la academia, a la mejora de los objetivos del curriculum oficial de infantil, primaria, secundaria y bachiller.

 

Colaborar en el desarrollo educativo y la formación personal e integral del alumno.

 

ESTOS OBJETIVOS ESTÁN SECUENCIADOS, Y TENDRÁN SU GRADO DE DIFICULTAD Y PROFUNDIZACIÓN SEGÚN EN EL NIVEL EN EL QUE SE ENCUENTRE EL ALUMNO